Indicaciones

Prolia® es un medicamento de venta con receta que se usa para tratar la osteoporosis después de la menopausia en mujeres que tienen un alto riesgo de sufrir fracturas o no pueden usar otro medicamento para la osteoporosis o a quienes otros medicamentos para la osteoporosis no les dieron buenos resultados. Leer más

Prolia® es un medicamento de venta con receta que se usa para aumentar la masa ósea en hombres con osteoporosis con un alto riesgo de fractura. Leer menos

Este sitio es únicamente para residentes de EE.UU

Información completa de prescripción | Prospecto del medicamento
Información importante de seguridad | Indicaciones

Información importante de seguridad

No se inyecte Prolia® si: tiene un nivel bajo de calcio en la sangre; está embarazada o planea quedar embarazada, ya que Prolia® puede hacerle daño al bebé en gestación; o es alérgica al denosumab o a cualquiera de los componentes de Prolia®.
¿Qué es lo más importante que debo saber sobre Prolia®?
Si recibe Prolia®, no debe recibir XGEVA® . Prolia® contiene el mismo medicamento que XGEVA® (denosumab).

Prolia® para Osteoporosis Postmenopáusica

Para mujeres con Osteoporosis Postmenopáusica con alto riesgo de fractura:

Se ha demostrado que Prolia®:

  • Reduce notablemente el riesgo de fracturas de columna, de cadera y de otros huesos
  • Ayuda a aumentar la densidad ósea
  • Ayuda a fortalecer los huesos con 1 inyección cada 6 meses

Debe tomar calcio y vitamina D, como le indique su médico, mientras reciba Prolia®. Después de suspender el tratamiento con Prolia®, aumenta el riesgo de sufrir fracturas de los huesos, incluidos los de la columna. No suspenda las inyecciones de Prolia® sin antes hablar con su médico.

Women Women C

Prolia® es un medicamento de venta con receta que se usa para tratar la osteoporosis después de la menopausia en mujeres que:

  • tienen un alto riesgo de sufrir fracturas o
  • no pueden usar otro medicamento para la osteoporosis o a quienes otros medicamentos para la osteoporosis no les dieron buenos resultados.

Prolia® no es para todos. No se inyecte Prolia® si: tiene un nivel bajo de calcio en la sangre; está embarazada o planea quedar embarazada, ya que Prolia® puede hacerle daño al bebé en gestación; o es alérgica al denosumab o a cualquiera de los componentes de Prolia®.

Prolia® se ha usado para el tratamiento de mujeres con osteoporosis posmenopáusica desde el año 2010.

Datos sobre Prolia®

Las mujeres que recibieron Prolia® durante 3 años redujeron su riesgo de sufrir fracturas nuevas de columna en un 68%*

  • En un estudio de 3 años, las mujeres que no fueron tratadas con Prolia® tuvieron más fracturas nuevas de columna (7.2%) que las mujeres que fueron tratadas con Prolia® (2.3%).
Reduced Fractures arrow Spanish

*Estudio consistió en 7,393 pacientes que recibieron Prolia® o un placebo (un tratamiento que no contiene medicina).

¿Está lista para ayudar a fortalecer sus huesos?
Hable con su médico para ver si Prolia® es bueno para usted.

brochure icon

Aprenda más acerca de la
OSTEOPOROSIS POSTMENOPÁUSICA Y CÓMO PROLIA® PUEDE AYUDAR

Folleto impreso

En qué se DIFERENCIA PROLIA® de medicamentos orales

Prolia® no es una píldora, así que no pasa por el esófago ni atraviesa el estómago. Puede ser una opción para pacientes que no toleran las píldoras para osteoporosis o aquellos a los que las píldoras no les funcionan bien.

Prolia® es el primer y único medicamento de venta con receta para la osteoporosis posmenopáusica que se administra mediante una inyección cada 6 meses en el consultorio del médico.

Debe tomar calcio y vitamina D, como le indique su médico, mientras reciba Prolia®.
Después de suspender el tratamiento con Prolia®, aumenta el riesgo de sufrir fracturas de los huesos, incluidos los de la columna. No suspenda las inyecciones de Prolia® sin antes hablar con su médico.

Preguntas para su médico

Questions
  • ¿Qué más puedo hacer para fortalecer y proteger mis huesos?
  • ¿Cuál fue el resultado de mi última prueba de densidad ósea?
  • ¿Qué significa el resultado de mi prueba de densidad ósea o puntaje T?
  • ¿Mis huesos se están fortaleciendo con mi tratamiento actual?
  • Después de tomar mi medicamento, a menudo me arde la garganta o tengo un sabor amargo en la boca. ¿Hay otra opción?
  • ¿Podría Prolia® ser adecuado para mí?

Esta listo (a) para ayudar a fortalecer su huesos?
Hable con su médico para ver si Prolia® es adecuado para usted.

Descargar PDF
Información importante de seguridad Cerrar

No se inyecte Prolia® si: tiene un nivel bajo de calcio en la sangre; está embarazada o planea quedar embarazada, ya que Prolia® puede hacerle daño al bebé en gestación; o es alérgica al denosumab o a cualquiera de los componentes de Prolia®

¿Qué es lo más importante que debo saber sobre Prolia®?

Si recibe Prolia®, no debe recibir XGEVA®. Prolia® contiene el mismo medicamento que XGEVA® (denosumab).

Prolia® puede causar efectos secundarios graves:

Se han producido reacciones alérgicas graves en personas que se inyectan Prolia®. Llame a su médico o diríjase de inmediato a la sala de emergencias más cercana si presenta síntomas de una reacción alérgica grave, lo que incluye presión arterial baja (hipotensión); dificultad para respirar; opresión en la garganta; hinchazón de la cara, los labios o la lengua; y erupción; picazón o urticaria.

Bajo nivel de calcio en la sangre (hipocalcemia). Prolia® puede reducir los niveles de calcio en la sangre. Si tiene un bajo nivel de calcio en la sangre, podría empeorar durante el tratamiento. Hay que tratar los bajos niveles de calcio en la sangre antes de recibir Prolia®.

Tome calcio y vitamina D, como le indique su médico, para ayudar a prevenir un bajo nivel de calcio en la sangre.

Se pueden producir problemas graves en el hueso de la mandíbula (osteonecrosis). El médico debe revisarle la boca antes de que comience a recibir Prolia® y es posible que le indique consultar a un dentista. Es importante practicar un buen cuidado bucal durante el tratamiento con Prolia®.

Fracturas de fémur inusuales. Algunas personas han sufrido fracturas inusuales en el fémur. Los síntomas de fractura incluyen dolor nuevo o inusual en la cadera, la ingle o el muslo.

Aumento del riesgo de sufrir fracturas de huesos, incluidos los huesos de la columna vertebral, después de suspender Prolia®. Después de suspender el tratamiento con Prolia®, aumenta el riesgo de sufrir fracturas de los huesos, incluidos los de la columna. Su riesgo de sufrir más de una fractura en la columna aumenta si ya ha sufrido una fractura en la columna. No suspenda el uso de Prolia® sin antes hablar con su médico. Si suspende el tratamiento con Prolia®, hable con su médico sobre otro medicamento que pueda tomar.

Se pueden presentar infecciones graves en la piel, en la parte baja del estómago (abdomen), en la vejiga o en el oído. Las personas que usan Prolia® pueden ser más propensas a tener una inflamación de la membrana que recubre el interior del corazón (endocarditis) debido a una infección. Es posible que tenga que ir al hospital para recibir tratamiento.

Prolia® es un medicamento que puede afectar la capacidad del organismo de combatir infecciones. Las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado o que usan medicamentos que afectan dicho sistema pueden tener un mayor riesgo de contraer infecciones graves.

Se han comunicado problemas cutáneos tales como inflamación de la piel (dermatitis), erupción y eccema.

Dolor óseo, articular o muscular. Algunas personas que usan Prolia® presentan dolor óseo, articular o muscular intenso.

Antes de recibir Prolia®, informe al médico de todas sus enfermedades y cualquier cirncunstacia relacionada con la salud, incluido si:

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de Prolia®?

No se sabe si el uso prolongado de Prolia® puede hacer que las fracturas tarden más en sanarse. Los efectos secundarios más comunes de Prolia® en mujeres en tratamiento de osteoporosis después de la menopáusia son dolor de espalda; dolor en los brazos y las piernas; nivel alto de colesterol; dolor muscular e infección en la vejiga. Los efectos secundarios más comunes de Prolia® en hombres en tratamiento de osteoporosis son dolor de espalda, de articulaciones y resfríado común (Mucosidad y dolor de garganta).

Estos no son todos los efectos secundarios posibles de Prolia®. Llame a su médico para recibir asesoramiento respecto a los efectos secundarios.

Se recomienda que comunique los efectos secundarios negativos de los fármacos de venta con receta a la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA). Visite www.fda.gov/medwatch, o llame al 1‑800‑FDA‑1088.

Indicaciones

Prolia® es un medicamento de venta con receta que se usa para tratar la osteoporosis después de la menopausia en mujeres que tienen un alto riesgo de sufrir fracturas o no pueden usar otro medicamento para la osteoporosis o a quienes otros medicamentos para la osteoporosis no les dieron buenos resultados.

Prolia® es un medicamento de venta con receta que se usa para aumentar la masa ósea en hombres con osteoporosis con un alto riesgo de fractura.

Consulte la Información completa de prescripción® de Prolia y el Prospecto del medicamento.