Indicaciones

Prolia® es un medicamento de venta con receta que se usa para tratar la osteoporosis después de la menopausia en mujeres que tienen un alto riesgo de sufrir fracturas o no pueden usar otro medicamento para la osteoporosis o a quienes otros medicamentos para la osteoporosis no les dieron buenos resultados. Leer más

Prolia® es un medicamento de venta con receta que se usa para aumentar la masa ósea en hombres con osteoporosis con un alto riesgo de fractura. Leer menos

Este sitio es únicamente para residentes de EE.UU

Información completa de prescripción | Prospecto del medicamento
Información importante de seguridad | Indicaciones

Información importante de seguridad

No se inyecte Prolia® si: tiene un nivel bajo de calcio en la sangre; está embarazada o planea quedar embarazada, ya que Prolia® puede hacerle daño al bebé en gestación; o es alérgica al denosumab o a cualquiera de los componentes de Prolia®.
¿Qué es lo más importante que debo saber sobre Prolia®?
Si recibe Prolia®, no debe recibir XGEVA® . Prolia® contiene el mismo medicamento que XGEVA® (denosumab).

Osteoporosis Postmenopáusica

La Osteoporosis Postmenopáusica es una enfermedad que, con el tiempo, debilita los huesos haciéndolos más delagdos y quebradizos.

La importancia de tener HUESOS FUERTES


La osteoporosis posmenopáusica es una enfermedad crónica y silenciosa. No es solo un componente normal del envejecimiento. Se debe tomar en serio.

La importancia de recibir tratamiento ya
Woman Osteoporosis

Si no recibe tratamiento para la osteoporosis, los huesos se volverán más débiles y más frágiles. Esto podría hacer que su postura cambie.

Los huesos frágiles también se quiebran con más facilidad. Una fractura puede complicar su capacidad para moverse y hacer las cosas por sí misma.¿Qué implicaría una fractura en su caso?

¿SABÍA USTED?

Puede perder hasta el 20%
de la masa ósea en los 5 a 7 años posteriores a la menopausia. Eso la expone a un mayor riesgo de sufrir una fractura.

Pie Chart 20%
Figures icon

La mitad de todas las mujeres mayores de 50 años
sufrirán una fractura debido a la osteoporosis en su vida.

No tiene que aceptar tener huesos débiles como parte de su nueva realidad. Hable con su médico sobre cómo encontrar un plan de tratamiento que funcione para usted.

Woman icon

Aprenda más acerca de
UN TRATAMIENTO PARA LA OSTEOPOROSIS POSTMENOPÁUSICA

Más información

Factores de riesgo en fracturas óseas

Haya usted sufrido una fractura, o no, si es una mujer postmenopáusica, estos son algunos de los muchos factores que la pueden poner en alto riego de fractura:*

  • Tener más de 65 años
  • Baja densidad mineral ósea
  • Mayor riesgo de caerse
  • Antecedentes de fractura de cadera en padres
  • Cuerpo pequeño, delgado
  • Haberse roto un hueso previamente ya en edad adulta
  • Fumar cigarrillos
  • Estilo de vida inactivo
  • No ingerir suficiente calcio o vitamina D

* De acuerdo a la Fundación Nacional de Osteoporosis.

Cómo medir SU DENSIDAD ÓSEA

La densitometría ósea comúnmente usada, recibe el nombre de DXA (a veces se pronuncia “dexa”). La DXA suele realizarse en la cadera y en la columna vertebral para medir la densidad mineral ósea. Pero la osteoporosis no se limita solo a una parte del cuerpo. Afecta todos los huesos.

Los resultados de esta prueba exploración se informan mediante un puntaje T, que compara su densidad ósea con la de una mujer sana de 30 años.

DXA scan

Paciente a la que se le realiza una DXA

T-Score Spanish

Imágenes óseas cortesía de David W. Dempster, Ph.D., 2000.
Reproducidas con autorización.

Puntaje -T

La forma más común de medir la densidad ósea es con una prueba DXA (dual-energy x-ray absorptiometry por sus siglas en inglés).

La prueba DXA (a veces llamada "dexa") es rápida, precisa, indolora y usa muy poca radiación. Una prueba DXA provee al médico con un Puntaje-T que ayuda a determinar su riesgo de fracturas.

Un puntaje T de -2.5 o inferior se clasifica como osteoporosis. Cuanto menor es el puntaje, más débiles son los huesos y mayor es el riesgo de sufrir una fractura.

¿Quién debe realizarse un prueba DXA?

La Fundación Nacional de Osteoporosis recomienda que las mujeres se realicen una prueba DXA si:

65+ icon

Tiene 65 años o más

50+ icon Spanish

Usted es una mujer que está pasando por la menopausia en forma temprana o tiene más de 50 años, y tiene factores de riesgo como fractura previa en la edad adulta, con tendencia a caerse, antecedentes familiares de fracturas óseas, baja ingesta de calcio, bajo peso corporal o baja actividad física

Bones icon

Usted es una mujer de cualquier edad y está tomando un medicamento o tiene una afección que debilita sus huesos



Si actualmente está tomando medicamentos para la osteoporosis, debe realizarse una prueba DXA cada 2 años para medir la fuerza ósea

¡Hágase cargo de tu salud ósea y conozca tu puntaje-T!

Información importante de seguridad Cerrar

No se inyecte Prolia® si: tiene un nivel bajo de calcio en la sangre; está embarazada o planea quedar embarazada, ya que Prolia® puede hacerle daño al bebé en gestación; o es alérgica al denosumab o a cualquiera de los componentes de Prolia®

¿Qué es lo más importante que debo saber sobre Prolia®?

Si recibe Prolia®, no debe recibir XGEVA®. Prolia® contiene el mismo medicamento que XGEVA® (denosumab).

Prolia® puede causar efectos secundarios graves:

Se han producido reacciones alérgicas graves en personas que se inyectan Prolia®. Llame a su médico o diríjase de inmediato a la sala de emergencias más cercana si presenta síntomas de una reacción alérgica grave, lo que incluye presión arterial baja (hipotensión); dificultad para respirar; opresión en la garganta; hinchazón de la cara, los labios o la lengua; y erupción; picazón o urticaria.

Bajo nivel de calcio en la sangre (hipocalcemia). Prolia® puede reducir los niveles de calcio en la sangre. Si tiene un bajo nivel de calcio en la sangre, podría empeorar durante el tratamiento. Hay que tratar los bajos niveles de calcio en la sangre antes de recibir Prolia®.

Tome calcio y vitamina D, como le indique su médico, para ayudar a prevenir un bajo nivel de calcio en la sangre.

Se pueden producir problemas graves en el hueso de la mandíbula (osteonecrosis). El médico debe revisarle la boca antes de que comience a recibir Prolia® y es posible que le indique consultar a un dentista. Es importante practicar un buen cuidado bucal durante el tratamiento con Prolia®.

Fracturas de fémur inusuales. Algunas personas han sufrido fracturas inusuales en el fémur. Los síntomas de fractura incluyen dolor nuevo o inusual en la cadera, la ingle o el muslo.

Aumento del riesgo de sufrir fracturas de huesos, incluidos los huesos de la columna vertebral, después de suspender Prolia®. Después de suspender el tratamiento con Prolia®, aumenta el riesgo de sufrir fracturas de los huesos, incluidos los de la columna. Su riesgo de sufrir más de una fractura en la columna aumenta si ya ha sufrido una fractura en la columna. No suspenda el uso de Prolia® sin antes hablar con su médico. Si suspende el tratamiento con Prolia®, hable con su médico sobre otro medicamento que pueda tomar.

Se pueden presentar infecciones graves en la piel, en la parte baja del estómago (abdomen), en la vejiga o en el oído. Las personas que usan Prolia® pueden ser más propensas a tener una inflamación de la membrana que recubre el interior del corazón (endocarditis) debido a una infección. Es posible que tenga que ir al hospital para recibir tratamiento.

Prolia® es un medicamento que puede afectar la capacidad del organismo de combatir infecciones. Las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado o que usan medicamentos que afectan dicho sistema pueden tener un mayor riesgo de contraer infecciones graves.

Se han comunicado problemas cutáneos tales como inflamación de la piel (dermatitis), erupción y eccema.

Dolor óseo, articular o muscular. Algunas personas que usan Prolia® presentan dolor óseo, articular o muscular intenso.

Antes de recibir Prolia®, informe al médico de todas sus enfermedades y cualquier cirncunstacia relacionada con la salud, incluido si:

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de Prolia®?

No se sabe si el uso prolongado de Prolia® puede hacer que las fracturas tarden más en sanarse. Los efectos secundarios más comunes de Prolia® en mujeres en tratamiento de osteoporosis después de la menopáusia son dolor de espalda; dolor en los brazos y las piernas; nivel alto de colesterol; dolor muscular e infección en la vejiga. Los efectos secundarios más comunes de Prolia® en hombres en tratamiento de osteoporosis son dolor de espalda, de articulaciones y resfríado común (Mucosidad y dolor de garganta).

Estos no son todos los efectos secundarios posibles de Prolia®. Llame a su médico para recibir asesoramiento respecto a los efectos secundarios.

Se recomienda que comunique los efectos secundarios negativos de los fármacos de venta con receta a la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA). Visite www.fda.gov/medwatch, o llame al 1‑800‑FDA‑1088.

Indicaciones

Prolia® es un medicamento de venta con receta que se usa para tratar la osteoporosis después de la menopausia en mujeres que tienen un alto riesgo de sufrir fracturas o no pueden usar otro medicamento para la osteoporosis o a quienes otros medicamentos para la osteoporosis no les dieron buenos resultados.

Prolia® es un medicamento de venta con receta que se usa para aumentar la masa ósea en hombres con osteoporosis con un alto riesgo de fractura.

Consulte la Información completa de prescripción® de Prolia y el Prospecto del medicamento.